Despidos

 Sobre un caso real de despido y una reflexión acerca de la necesidad de no abandonar nuestro proyecto profesional a través de la formación. En estos tiempos de incertidumbre el  contrato indefinido está terminándose.

 

 

A los que despiden les queda el dolor de comunicar esa decisión y a los despedidos la pena de perder su trabajo.

Gestión del Cambio y decisiones

¡Cuánto duelen las decisiones de las empresas!

 “Me han despedido”, fue la  respuesta de una amiga, después de preguntarle ¿cómo estás?. Estaba con la cara desencajada y muy apagada.

Te imaginas, 14 años trabajando, haciendo horas extras, dando todo lo mejor de mi y sin darme explicaciones me despiden.  Siento que  no soy nada. No tengo titulación universitaria y mientras estuve trabajando, nunca me he formado. Únicamente  tengo un ciclo  formativo de grado superior, un módulo.

Nos engañaron dijeron que no iban a despedir a nadie y despidieron.

La empresa que como sabes es una multinacional se marcha a la India, allí la mano de obra es más barata. ¡España ya no es rentable!. La empresa cambia de sede y todo el personal a la calle, los que dejan se van a Barcelona.

Estaba muy desconcertada, no se lo podía creer, estaba dolida y triste. Llevaba 15 días en el paro y nunca había estado sin trabajo.

Le pregunte ¿qué hacías en tu empresa?

 Liderar equipos respondió.

Y de pronto, se le ilumina la mirada y me comienza a contar:

Yo era la encargada de vender la empresa a los recién incorporados y a todo el personal, bueno “vender no” –rectifica-,  yo les contaba “la historia de la empresa” de una forma muy especial, para convencerlos que tenían que poner todo su  talento, conocimiento  y experiencia, les decía que todos estamos en el mismo barco.  También  formaba a la gente de venta; a todos los equipos de trabajo….

Le dije: Tú eras una vendedora de ilusiones, implicabas al personal para que se comprometa con su puesto. 

Eras una líder.

Dos moralejas ante los despidos

Moraleja 1: la importancia de formarnos de forma permanente.

¡Qué  importante es aprovechar las oportunidades! y no abandonar nuestro proyecto profesional.

En estos tiempos, no hay trabajo seguro;  nunca se sabe las sorpresas que nos puede deparar la vida. Hoy aquí y mañana no se sabe.

Los líderes, como responsables de conducir a sus equipos hacia las metas, necesitan reciclarse continuamente, ponerse al día en todo lo nuevo y de esta manera mejorar sus competencias.  El tiempo hay que sacarlo como podamos.

Además, dicen los expertos que formarnos es una ventaja competitiva tanto para la empresa, como para el empleado:

  La habilidad de aprender más rápido que la competencia, es quizás la única ventaja competitiva sostenible que una empresa puede tener”(Arie de Geus)

 

Moraleja 2: El trabajo seguro parece que se extingue

El empresario opera en un mercado global, cambiante e imprevisible. Necesita tomar continuas decisiones y muchas de éstas son los despidos, la reducción de personal.

A los que despiden les queda el dolor de comunicar esa decisión y a los despedidos la pena de perder su trabajo, sus amistades, su rutina, sus proyectos personales.  Y esto duele mucho, quizá porque con ello se pierde parte de la identidad.

Sin embargo, la vida  y la lucha, sigue para todos.

¡Hay que reponerse del dolor! ¡Se abren otras alternativas!.

Anuncios

4 thoughts on “Despidos

  1. Son una pena los despidos. Mi conclusión es que a pesar de la incertidumbre hay que continuar formándonos a la espera de mejores oportunidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s