Despidos: ¿cómo despedir bien?

Este post trata sobre la importancia de cuidar el protocolo informativo cuando el empleado finaliza el contrato laboral. En otras palabras, sobre cómo despedir bien.

¡Ha finalizado tu contrato! ¡Está Ud. despedido!

El despedir es una realidad que, en época de crisis, muchas empresas y trabajadores tienen que afrontar, y afrontarlo bien.

En tiempos de incertidumbre e inestabilidad, es común que grandes empresas y pymes, por razones económicas y por criterios de eficiencia, prescindan de algunos trabajadores.

6 consejos para despedir bien

Primero: los colaboradores son personas

Las empresas que por diferentes motivos deciden reducir su plantilla, se ven en la necesidad de finalizar el contrato laboral. Y, con esta decisión, tanto empleador como empleado pasan por un momento doloroso.

El despedido deja atrás recuerdos: rutina laboral, preocupaciones, inquietudes, horas extras, proyectos profesionales, amigos, aficiones, tertulias, etc. Asimismo, las personas somos seres singulares y únicos, sociables, con sentimientos, defectos, cualidades y valores, etc. Y por eso es que duelen tanto los despidos.

Depende de cada caso, pero existen opiniones de expertos que aconsejan no prohibir al trabajador que se despida de sus clientes y compañeros. No debe haber inconveniente para que se deje animar por ellos. Se le debe permitir que recoja sus objetos personales, que organice los temas pendientes y que asuma su despido.

Segundo: algo más que una carta escrita, explicar personalmente

La conclusión de servicios profesionales es un hecho importante para el área de Comunicación Interna, puesto que la marca interna y la imagen de la empresa está en juego.

En esta etapa, cuando la empresa da por finalizada la relación laboral con cualquier trabajador, debe hacerse cumpliendo todas las exigencias legales y explicando las razones. Con el contrato en la mano, se debe dar la indemnización correspondiente lo antes posible, a través de una breve reunión personal, cara a cara.

El fin de un contrato de trabajo puede estar provocado por diferentes situaciones:

  • Jubilación del trabajador,
  • Renuncia voluntaria (fugas de talento),
  • Quiebra de la empresa,
  • Fin de proyecto o de obra,
  • Rendimiento deficiente del trabajador,
  • Despido disciplinario,
  • Etc.

Tercero: cuidar el mensaje, contar la verdad y demostrarlo

Hay que cuidar el mensaje con el despedido. Conviene preparar un guión acerca de lo que se va a decir y cómo se va a explicar, dando la oportunidad de escuchar al trabajador.

Un buen recurso es tener el historial del trabajador para reconocer sus méritos, agradecer sus servicios y aportes, etc. Asimismo, se trata de contar con brevedad y total claridad las causas del despido y demostrarlo.

Cuarto: la empresa debe demostrar solidaridad y humanidad

Toda empresa que se considere transparente debería cuidar el modo como despide a sus trabajadores. Para ello, hay que recurrir al sentido común y a la inteligencia emocional para no prolongar una situación necesaria.

Hay que ser claros, firmes, pero humanos. Explicar, pero no en exceso, y siempre escuchar percepciones y sentimientos del colaborador despedido.

Quinto: la entrevista con el jefe inmediato es necesaria

El procedimiento adecuado consiste en tener una entrevista personal con el jefe inmediato, con el objetivo de recibir feedback dándole al despedido la  oportunidad de expresarse.

El despido debe hacerlo el jefe directo del empleado, aunque haya cambiado de área hace poco tiempo.

Esta entrevista según aconsejan estos expertos, debe realizarse con la documentación del empleado -evaluaciones de desempeño-, tacto, empatía y cordialidad. Aunque también se deben tomar todas las precauciones necesarias (agresiones verbales) para evitar reacciones inesperadas.

Sexto: tener un procedimiento y/o una política en los despidos

Cualesquiera sea el caso, la empresa no debe limitarse a despedir sin considerar si lo ha hecho bien, únicamente cumpliendo los requisitos formales a través de una carta y con quince días de antelación. En la carta debe indicarse la fecha del despido, las causas y la fecha a partir de la cual se hará efectiva la medida. Pero esta acción no basta.

Debe, además, cuidar la comunicación interna, seguir un protocolo, demostrar escucha y asertividad, y, algo muy importante: afrontar el cara a cara y estar abiertos al feedback por parte del trabajador.

Como es un asunto que afecta al clima laboral, competencia -en muchos casos- del área de Comunicación Interna, conviene que el responsable active la política a seguir. Esta política le dará pautas generales acerca de cómo actuar, así como un procedimiento para afrontar despidos (aunque siempre tendrá que personalizar situaciones).

El responsable de comunicación interna, como encargado de crear y mantener la imagen positiva de la empresa, deberá fomentar una política de despidos en la cual:

  • Intervenga el jefe directo (entrevista).
  • Se disponga de la documentación necesaria.
  • Haya agradecimiento y reconocimiento de las aportaciones por los servicios ofrecidos.
  • Reconocimiento de los méritos, la valía del colaborador que se marche.
  • Se de al trabajador la oportunidad de despedir bien de sus compañeros.
  • Respuesta a las dudas del colaborador y escucha a quienes se marchan de la empresa.
  • Ayuda con buenas referencias acerca de su trabajo (si el trabajador lo merece).
  • Informe al área de comunicación interna sobre el despido, causa y reacción del colaborador.

Conclusión

Las buenas prácticas en comunicación interna respecto a los despidos ayudan a no perjudicar el ambiente laboral. Se justifican en consideración a la contribución que aportó el colaborador a la empresa, a la importancia de la autoestima y en atención a los valores y aportaciones del colaborador despedido, y, por supuesto, para cuidar el clima interno, la imagen, la marca y la reputación empresarial.

Comparte éste artículo

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Sigues este blog?

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Te puede interesar:

Comparte éste artículo

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Publicado por
leliazapata

leliazapata

Comprometida con la comunicación interna desde 1994, conciliando mi vida familiar y laboral. Más de 20 años implementando proyectos de formación y comunicación en pymes y grandes empresas. Estudios de diagnóstico y proyectos de comunicación interna para fomentar la organización horizontal y cultura colaborativa.

0 respuestas

  1. Muy buena información, me servirá para escribir un artículo relacionado al tema. He leído varios de sus artículos, la felicito por la precisión y capacidad de síntesis con la que expone sus temas.

  2. Hola Lelia, muy interesante tu artículo. Me gustaría que hubieses abordado con más profundidad la forma de comunicar el despido de un colaborador por medio de los canales de comunicación interna (un comunicado digital, por ejemplo). Es recomendable emitir comunicado de la desvinculación a toda la empresa? Qué información debe contemplar; si es preciso brindar algún agradecimiento por sus aportes a la empresa (esto incluso si el empleado fue despedido sin causa); cuándo debe comunicarse (inmediatamente, luego de unos días?).
    Cada caso es particular, eso es verdad. Y lo que no decimos oficialmente genera tensión, incertidumbre y perjudica el clima laboral. Gracias

    1. Gracias Myriam por tu comentario y por tu interés. En un post apenas se pueden tratar algunos puntos, por eso mi brevedad.

      Los despidos obedezcan a una causa justificada o bien, se deban a problemas internos (carencias, etc), siempre deben seguir un protocolo que refleje el lado humano de la empresa. El despido debe ser personal, breve, amable, amistoso y escuchar o dar al empleado la oportunidad de expresarse. Creo además que es obligado el agradecimiento por los servicios prestados.

      Disponer de una política de despido es imprescindible, precisamente, en estos tiempos en los que se intenta que el empleado tenga experiencias positivas con la marca.

      Saludos Myriam!

Deja un comentario

Artículos relacionados

Motivación en el trabajo
Cultura empresarial

Empresas y desarrollo sostenible

Este post explica de forma resumida 5 pasos para empezar a trabajar con los ODS con el fin de contribuir al desarrollo sostenible. ODS para mejorar el mundo Los 17

Leer más
ODS y empresas
Cultura empresarial

ODS y empresas

Este post resume los 17 objetivos para el desarrollo sostenible (ODS) y aporta 3 ideas acerca de cómo las empresas pueden contribuir a su consecución. Importancia de los ODS en

Leer más
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: