La formación

¿Qué evaluar?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La evaluación integral

La evaluación integral nos permite saber si los objetivos  formativos se han alcanzado y conocer la utilidad de la inversión del plan de formación desarrollado, incluye: (Equipo Mad Comunicación 2008)

  • Todos los programas de formación desarrollados
  • Las evaluaciones del profesor como docente.
  • La evaluación del alumno respecto al  trabajo del profesor.
  • La evaluación de todo el proceso formativo.
  • La evaluación de  la efectividad de la formación
  • Y finalmente la evaluación del presupuesto.

Aunque  todas estas evaluaciones son importantes convendría centrarnos  en la evaluación de los resultados reales de la formación, es decir  en  las mejoras que se producen en el puesto de trabajo, en valorar si la  formación desarrollada ha generado cambios en las competencias que aplican sus trabajadores

La evaluación de la transferencia de conocimientos

 Este tipo de evaluación de resultados también se llama, según Pilar Pineda, la evaluación de la eficacia  de la formación. Según Pineda, no debemos quedarnos en la opinión del participante ni en la del formador, ya que presentan un importante grado de subjetividad. El gran reto es evaluar la transferencia de conocimientos al puesto de trabajo.

¿Qué evaluar?:  los indicadores de rendimiento

Los indicadores

Los indicadores son claves para medir la eficacia de la formación y según Pilar Pineda (1998)

un indicador de impacto es una unidad de medida que permite identificar los efectos concretos y palpables que la  formación  genera en la organización.

Se pueden expresar en varios términos:

  • Cantidades: Nº de compras, productos, servicios.
  • Índices: de calidad, participación, satisfacción.
  • Plazos. de entrega, prestación de servicios, finalización de proyectos.
  • Ahorro: materiales utilizados, recursos humanos implicados, etc.

Señala Pineda que existen dos tipos de indicadores duros y blandos. Los duros son traducidos en términos económicos y engloban: volumen de facturación, clientes nuevos, errores. Los blandos son subjetivos, difíciles de medir pero están; se refieren a la motivación de los trabajadores, sugerencias realizadas, clima de trabajo,otros.

Recomienda a cada empresa establecer sus propios indicadores:  los duros y los blandos y, sugiere hacer un seguimiento de los mismos después de la formación.

Lelia  Zapata

leliazapata@talentosreunidos.com

Te puede interesar:

Evaluación del impacto de la formación en las organizaciones.Pilar Pineda Herrero

El modelo de evaluación de la Fundación Tripartita

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s