Cultura empresarial

Este post trata sobre la necesidad que existe de revisar las culturas empresariales para adaptarlas a los nuevos tiempos. Como ejemplo de empresa flexible se cita a IBM-

¿Es posible cambiar la cultura de mi empresa?

Para superar cualquier crisis, fortalecer la empresa, implantar cambios, las empresas deberían empezar revisando su cultura
Para superar cualquier crisis, fortalecer la empresa, implantar cambios, la Alta Dirección debería empezar revisando su cultura.

La cultura empresarial es decir, la forma como se piensa, se gestiona, se comunica, se decide, en dos palabras:  cómo  se trabaja es difícil de cambiar.

El  cambio cultural debe ser un compromiso de la Alta Dirección; demanda trabajar cambios profundos ya que la cultura está ligada a unos hábitos de trabajo, a unas formas de gestión y comunicación, a una historia.

¡Así somos!

Cuando escuchamos frases como:   “en esta empresa trabajamos así”,  “nuestra política nos impide tener presencia en las redes sociales”,  “las decisiones las toman los jefes, nosotros no contamos”, estamos siendo testigos de una cultura empresarial.

Toda empresa pequeña, mediana o grande crea su propia cultura, es decir una manera de organizarse, de comunicarse internamente, una manera de ver, de ser y comportarse.

La cultura empresarial es: ese “algo” que  diferencia a unas empresas de otras, esa forma de ser  que hace fácil o difícil la aplicación de determinadas políticas y acciones,  esas creencias  que facilitan las aportaciones o, que dificultan la adaptación de las personas a los puestos de trabajo, a los estilos de gestión y que es difícil de cambiar, es la cultura de empresa.

 Para Edgar Schein

  • La cultura está engarzada en los pensamientos y sentimientos de la gente y está  formada por unas consideraciones  que operan inconscientemente  y definen el modo correcto de percibir, pensar y sentir la realidad.

Culturas flexibles: adaptación  y apertura a los nuevos tiempos

Con el transcurso de los años, algunas empresas flexibles van eliminando métodos y formas de trabajar obsoletos y se modernizan. Admiten e integran  a su gestión formas de trabajo ágiles, en coherencia a lo que ocurre en el entorno.

Sin embargo, otras empresas  convierten la cultura en un escudo para justificar sus políticas.  Estas empresas con sus excusas inteligentes crean barreras culturales y omisiones limitan su desarrollo y crecimiento.

Como ejemplo, podemos citar una empresa que aunque reconoce la importancia de innovar en sus productos dando puerta abierta a proyectos digitales colaborativos, rechaza la contratación de perfiles digitales, no permite cambios porque la normativa lo impide. Se trata de una dirección burocrática anclada en la eficiencia interna con muchos prejuicios acerca de las redes sociales,  las considera fuente de problemas. Como consecuencia de esa actitud cerrada hacia el aporte de esos nuevos profesionales, esa empresa es incapaz de generar productos novedosos y competitivos a pesar de contar con un buen equipo de profesionales  competente capaz de conseguirlo. Esa empresa si no reacciona está condenada a desaparecer.

Por tanto, en una empresa para bien o para mal, todo cuanto ocurre y se decide es consecuencia de su cultura.

La cultura flexible

Las empresas con cultura flexible generan una serie de normas y políticas que les permiten responder de forma coherente y unificada a los constantes desafíos que plantea el entorno.

 IBM: un caso de cultura flexible

Como ejemplo de empresa flexible, tenemos a  IBM que se reinventa continuamente de la mano de las redes sociales. IBM  inventora del primer PC convertida en una empresa de servicios tecnológicos, durante muchos años estuvo orientada a las ventas, hoy está orientada hacia los clientes externos e internos. IBM se está reinventando continuamente, lidera investigaciones empresariales para conocer las tendencias futuras.

Su fundador y primer presidente creó en 1914 un código ético que resumió en tres compromisos: respeto al individuo, servicio al cliente y búsqueda de la excelencia. Este ideario se aplica y adapta al escenario actual competitivo. Como empresa  ha sido pionera en trabajar planes de comunicación interna  y externa, junto con un compromiso constante con la excelencia. Todo ello, ha hecho posible el  liderazgo de IBM  en el mercado.

Hoy IBM es una organización presente en más de 160 países una defensora y promotora del Social Business. Su cultura innovadora con fuerte presencia en las redes sociales y en el conocimiento compartido, les ha permitido seguir generando millones de beneficios.

Según la revista Fortune es la segunda empresa más grande del mundo, posee nueve laboratorios de investigación y sus empleados han recibido diferentes premios internacionales.

IBM crea comunidades virtuales de conocimiento compartido

Los directivos decidieron integrar las redes sociales en sus procesos para desarrollar un grupo de redes de liderazgo de abajo arriba, que sirva para compartir mejores prácticas, trucos educativos y oportunidades para crecer y dirigir proyectos nuevos, además de fortalecer las redes informales, de importancia para conseguir resultados /…/ IBM   creó la comunidad Leadeship Networking Group para compartir las mejores prácticas para administrar y dirigir equipos y proyectos que se extienden por varios países, culturas y unidades empresariales.

El aporte de todos los empleados cuenta

Los directivos no siempre son la clave para resolver todos los problemas /…/ la colaboración social hace que se puedan aprovechar esos conocimientos sin explotar.

(Sandy Carter, 2012)

Vemos que IBM ha sabido adaptarse con rapidez a las nuevas formas de trabajo aprovechando la inteligencia y el conocimiento corporativo.  IBM sigue reinventando su modelo de negocio, hoy apuesta por los servicios tecnológicos, con una cultura  de empresa  dinámica, participativa,  centrada en  escuchar al cliente.

 

Nuestra propuesta:

Si se pretende tener una empresa flexible, que responda con rapidez a los cambios del entorno, una medida puede ser, optar por una estructura más flexible, que se adapte a la nueva realidad digital.

Aunque sabemos que es posible el cambio cultural, sin embargo, debemos ser conscientes que éste requiere: renovación interior, nuevos organigramas, nuevas políticas, formación, acción, comunicación y tiempo.

Tú, ¿qué opinas? ¿Es posible pasar de una cultura cerrada a otra colaborativa?

Bibliografía consultada y recomendada

Sandy Carter, ¡Destaca! utiliza las redes sociales para impulsar tu negocio, Ediciones Anaya, Madrid, 2012.

Anuncios

2 thoughts on “Cultura empresarial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s