Compromiso personal

Este post expone un ejemplo real (aunque se omiten datos)  de la falta  de compromiso y algunos errores que se comenten desde las empresas.

Es una invitación para reflexionar acerca de lo que puede hacer el empleador para conseguir mayor compromiso del personal.

¿Cuál es el costo de la falta de compromiso laboral?

frustrada

La jefa frustrada

Cristina ha creado un ambiente tenso y estresante en su equipo. La  nueva jefa de personal está planificando su despedida  que espera llevarla a cabo con todo el tacto posible, dando a Cristina la oportunidad de explicar lo sucedido.  La empresa, emprenderá nuevos proyectos, uno de ellos será, organizar un área de comunicación interna.

Los errores de la empresa

Cristina no pasó ningún proceso de selección, simplemente fue admitida  porque  tenía un conocido y contaba con el título para ejercer el puesto. Aunque es muy trabajadora y competente en su área, tiene un carácter muy voluble.

En la empresa de Cristina, la comunicación interna es escasa, no está planificada y es poco efectiva  Los únicos medios de información son,  el tablón de anuncios con notas caducadas y eventuales y las reuniones informativas mensuales que son aburridas y excesivamente prolongadas. Respecto a la política de RRHH,  tiene muchas carencias; no existen programas de reconocimiento; tampoco planes anuales de formación.

Cristina dirige un equipo de calidad, pero desconoce el proyecto empresarial, la historia de su empresa y, la poca información que maneja, sobre la marcha de la empresa y decisiones empresariales procede de rumores y de reuniones en cascada.

Cristina no se siente valorada. Ella se reconoce como una profesional con gran talento, sin oportunidades de crecimiento. Además,  su jefe en sus cinco años antigüedad,  nunca  ha  reconocido sus aciertos y méritos, ni en privado, ni en público.

Los errores de la colaboradora

Cristina es un mando medio tiene 15 personas a su cargo; ella tiene por norma guardar  toda la información de interés para después, manipularla.

Cristina carece de habilidades sociales;  trata sin ningún tipo de respeto a su equipo, aunque muchos de ellos son entusiastas y activos, con sus rarezas y malas  formas ha creado un mal ambiente. Está enfadada con su empresa,  está desconectada de la estrategia de su organización, se siente explotada y mal remunerada.

Para Cristina su trabajo es un suplicio, no se siente motivada cuando habla de su empresa ante su círculo de amigos  y familiares lo hace de forma despectiva; tilda de tacaños y explotadores a sus dueños.Cristina  cuestiona las políticas empresariales, cree que “lo único bueno que hace su empresa por el personal  es la cena de navidad y unos pocos eventos sociales, como por ejemplo, el “out door training” anual para celebrar el aniversario”.

Cristina  vive deseando sacarse la lotería para dejar de trabajar, pero lo que no sabe, es que pronto la van a despedir.

Las  reflexiones del caso 

De este caso, podemos sacar varias reflexiones, como por ejemplo, que los empleados descontentos son aquellos que por alguna o algunas razones, están insatisfechos o se sienten perjudicados por la empresa; miman la moral interna y además,  exteriorizan su insatisfacción en el entorno laboral y en el exterior.

Te proponemos 5  medidas válidas para prevenir estas situaciones:

  1. Realizar estudios de clima periódicos para detectar causas de insatisfacción. Los eventos sociales no son suficientes para generar buen ambiente entre el personal.
  2. Trabajar proyecto de mejora del liderazgo de directivos y mandos. La habilidad de comunicar y la inteligencia emocional son competencias útiles para  la empresa,  deben medirse en un proceso de selección de todo el personal  y,  después, cuidar esa fortaleza a través de un  plan de formación.
  3. El área de RRHH debe trabajar en coordinación con Comunicación interna. La selección y la aplicación de una política acertada de RRHH es un apoyo para futuras acciones en comunicación interna. Hay que implantar programas de motivación y reconocimiento.
  4. Realizar auditorías culturales para cuestionar: estilos de liderazgo, políticas, entre otros aspectos, a fin de gestionar e  incorporar los ajustes oportunos.
  5. La comunicación interna puede perseguir muchos objetivos. Uno de ellos es crear  sentido de pertenencia en el personal en torno al proyecto empresarial  que debe darse a conocer a todos.

Y tú, ¿qué conclusión sacarías? ¿Conoces alguna Cristina? ¡Cuéntanos tu caso!.

Te puede interesar

Manuel un colaborador comprometido

Anuncios

4 thoughts on “Compromiso personal

    1. Me alegro Carlos que así sea. El compromiso e implicación del colaborador hacia su empresa es fuente de motivación, cuando existe, se da lo mejor. Sin embargo, esta actitud comienza con el empleador con sus políticas y depende también del estilo de liderazgo.
      Saludos!! Éxitos en tu exposición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s