El proyecto compartido

Este post trata sobre el valor que aporta comunicar el proyecto empresarial a los colaboradores. Explica por qué toda empresa necesita contar y recordar a personas y equipos qué hace, a dónde quiere llegar y cuáles son sus credos.

Difundir el proyecto compartido

Si preguntases en una encuesta:

  • ¿Hacia dónde queremos llegar? (Visión)
  • ¿Cuál es nuestro propósito? (Misión)
  • ¿Cuántos y cuáles son nuestros credos? (Valores)

¿Crees que los colaboradores de tu empresa contestarían de forma correcta a estas preguntas?

Si crees que en tu caso, hay un desconocimiento de la cultura empresarial, es momento que reflexiones sobre los riesgos de este desconocimiento y diseñes un plan para comunicar el proyecto empresarial, de modo que consigas que sea un proyecto compartido.

1. Algunas causas por las que no se comparte el proyecto empresarial

¿Cuántas empresas a través de reuniones o de un canal institucionalizado explican, recuerdan y comunican a su plantilla el proyecto empresarial?

Creo que estarás de acuerdo conmigo que son muy pocas.

La excusa para no abordar este tema suele ser que la misión, visión y los valores están explicados en la web .

Otros se justifican que la cultura está enmarcada, está plasmada en los cuadros que adornan los pasillos.

Habrá quienes consideran que la empresa tiene otros temas y prioridades y que debe ser iniciativa de cada empleado, leer y estar enterado de la filosofía de la organización.

Si el proyecto de empresa no se cuenta, ni se explica, ni se comenta, ni se comparte,  se corre el riesgo de no asimilar el porqué  y el para qué se trabaja.

2. ¿Para qué comunicar el proyecto empresarial? ¿Quién debe comunicarlo?

Comunicar el proyecto empresarial  consiste en contar a todo el personal, lo que la empresa es, lo que pretende ser y cuáles son sus valores.

Toda empresa además de tener formulados estos aspectos y comunicarlos a sus públicos externos, debería asignar tiempo y recursos, para compartirlos con su personal.

Esta información es clave para situar y  ayudar al  personal interno a entender las líneas filosóficas del negocio, para justificar la toma de decisiones y para remar todos en una misma dirección.

Comunicación interna es el área responsable de su difusión y asimilación correcta. Desde  esta área se trabaja para que el personal: conozca, entienda, recuerde, viva e interiorice las bases de la cultura del negocio: misión, la visión y los valores.

3. La misión: la razón de existir de un negocio

Con la misión, todos los colaboradores se sitúan en el hoy, en el presente del negocio. Responde a la pregunta: ¿quiénes somos? ¿a qué se dedica la empresa? y ¿para qué clientes trabajamos?

Drucker afirma que la misión tiene una profunda relación con la necesidad que se satisface a los consumidores y que el consumidor, es su razón de existir.

La misión es la esencia de cualquier negocio, el cimiento para construir la organización interna. Todos los empleados necesitan conocer qué se hace, para qué clientes se trabaja y cuál es la ventaja competitiva.

La misión es una declaración escrita en la que se concreta la razón de ser o propósito de una organización. /…/ Justifica al empleado las razones para las que se les ha contratado y a quien o quiénes se pretende aportar valor en otras palabras, sabe para que se le ha contratado, a quién tiene que contribuir en mayor medida y con qué prioridad, y cómo tiene que hacerlo (Sainz de Vicuña 2003).

La importancia de comunicar la misión radica en la necesidad de que todo el personal entienda la razón de ser de la empresa y de indicarles el ámbito en el que la empresa desarrolla su acción.

Gracias a la misión se fortalece la identidad, se realizan planes estratégicos y los líderes promueven políticas de cambio.

Desconocer la misión o conocerla a medias,  ocasionaría dudas respecto al fin del trabajo y desconfianza respecto a la organización de puestos, por ejemplo.

Al comunicar la misión hay además que contar: la historia que la justifica, la ventaja  competitiva y los recursos disponibles de la empresa para alcanzarla.

Ejemplo, Misión de Google organizar la información del mundo y hacer accesible a todo el mundo.

4. La visión: el sueño alcanzable de la organización

Con la visión, los colaboradores visualizan el mañana. Responde a las preguntas: ¿cómo seremos en el futuro? ¿qué queremos conseguir? y ¿qué haremos en el futuro?

La visión es el sueño realizable de la organización, es el largo plazo de la empresa, marca el rumbo. Es el motor que guía a  todo el personal de la organización. Es una declaración de entusiasmo respecto al proyecto de futuro que tiene la empresa.

La importancia de comunicar la visión radica en que es una fuente de inspiración para líderes, mandos y para todos los integrantes del negocio ya que representa una aspiración que guía la iniciativa.

Desde el Mando medio, hasta el Presidente de la empresa, o el Director General tendrían que tener en cuenta, la visión para acoplarla en sus acciones y decisiones. En este sentido, la visión debe ser incorporada en el trabajo diario de cada área,  de modo que todos sus integrantes se esfuercen por conseguir la excelencia.

De la visión del negocio se extraen fuerzas en los momentos difíciles, es un motivo más para trabajar con optimismo.

Por las razones expuestas, la visión debe ser comunicada y compartida con todos los integrantes de una organización porque ayuda a entender proyectos y las decisiones estratégicas de crecimiento.

Al comunicar la visión conviene recordar: los objetivos del negocio a corto, mediano y largo plazo, lo que se está haciendo para conquistarla.

Ejemplo: visión Google: ser el más importante y prestigioso motor de búsqueda del mundo.

5. Los valores: el pilar de la organización

Los valores son aquellas especies de creencias y cualidades que toda empresa debe definir para guiar a su personal en decisiones y comportamiento.

Los valores de la empresa son los pilares del negocio, con ellos la empresa  se define e identifica. Establecen los parámetros con los que se mide el comportamiento de todo el personal, ya que determinan lo que está bien o está mal, miden también el éxito o fracaso de la empresa.

En resumidas cuentas, representan cómo se trabaja y qué principios éticos se siguen en la empresa.

La importancia de comunicar valores estriba en la necesidad de que todos los colaboradores necesitan de unas pautas éticas, las cuales no deben quedarse en meras declaraciones sino que deben estén presentes en las decisiones y, en el comportamiento de todos sus directivos, mandos medios y personal.

La empresa debería procurar que sus trabajadores se encuentre alineados con los valores. Por ello, es fundamental de que los valores se interioricen y se vivan con la fuerza, a partir del ejemplo de los líderes.

Las empresas capaces de vivir sus valores en su día a día, consiguen negocios productivos.

Algunos ejemplos de valores corporativos son: honestidad, responsabilidad, confianza, puntualidad, calidad, atención personalizada, escucha, confianza, aprendizaje, comunicación con el entorno, innovación….

Ejemplo: valores Google: servicio, respeto, preservar la confidencialidad, protección de activos, integridad y responsabilidad financiera, obediencia a la ley.

Tres propuestas

  1. Toda pyme, mediana o gran empresa, debe tomarse un tiempo primero, para redactar, definir o revisar: su misión, visión y valores y, después, comunicar y reiterar esta filosofía a todo su personal.
  2. Comunicar el proyecto es una forma de reforzar la identidad y  promover el compromiso del personal.
  3. Conviene idear y ejecutar una campaña de comunicación interna de impacto, de modo que el personal empiece a interiorizarlos, se entusiasme  y los comunique en su ámbito de relación.

Comunicar el proyecto empresarial es el primer requisito para su éxito. ¿Estás de acuerdo?.

Comparte éste artículo

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Sigues este blog?

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Contenido de interés.-

– Ningún contenido que mostrar –

Comparte éste artículo

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Publicado por
leliazapata

leliazapata

Comprometida con la comunicación interna desde 1994, conciliando mi vida familiar y laboral. Más de 20 años implementando proyectos de formación y comunicación en pymes y grandes empresas. Estudios de diagnóstico y proyectos de comunicación interna para fomentar la organización horizontal y cultura colaborativa.

4 respuestas

    1. Así es Mónica,es alcanzable!
      La visión es el sueño de la organización, es la meta a largo plazo. Precisamente, esta meta nos ayuda a conseguir objetivos y son los objetivos los que nos acercan a nuestros deseos.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Artículos relacionados

Motivación en el trabajo
Cultura empresarial

Empresas y desarrollo sostenible

Este post explica de forma resumida 5 pasos para empezar a trabajar con los ODS con el fin de contribuir al desarrollo sostenible. ODS para mejorar el mundo Los 17

Leer más
ODS y empresas
Cultura empresarial

ODS y empresas

Este post resume los 17 objetivos para el desarrollo sostenible (ODS) y aporta 3 ideas acerca de cómo las empresas pueden contribuir a su consecución. Importancia de los ODS en

Leer más
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: