Estrategia y comunicación interna

Una estrategia para la comunicación interna

 

El diccionario de la Real Academia Española define la estrategia como el arte de dirigir operaciones militares. El profesor Octave Gelinier ( 1978: 45)  citando a Clausewitz explica que el concepto de estrategia es indispensable para diseñar una acción eficaz frente a un entorno incierto y que requiere de 3 elementos: “ el terreno del combate, el momento y las fuerzas a utilizar para conseguir el triunfo…/

comunicacion interna

3 elementos claves para una estrategia

Si trasladamos esta interpretación a la gestión de la comunicación interna, área cuyo objetivo último es crear un sentimiento de pertenencia y alinear a los colaboradores con  los objetivos empresariales, la estrategia de comunicación interna sería la siguiente:

Combate

El terreno del combate sería el entorno externo e interno. Antes que sea ya tarde, hay que conocer que está pasando a nivel interno a través del análisis DAFO y de un estudio de clima interno,  y qué aspectos del entorno externo están afectando  a la organización, a través del análisis PEST.

Identificar el terreno de combate demanda a nivel interno valorar y someter a un análisis: la realidad del entorno del negocio en el que opera la empresa,  la adecuación de cultura de la organización a los nuevos tiempos, sus políticas respecto a la comunicación interna e innovación, el liderazgo participativo,  el reparto de tareas y funciones entre las distintas áreas y su debida coordinación, las relaciones y el estado de la comunicación interpersonal, el uso e impacto de los canales oficiales,  la existencia de un plan estratégico del negocio compartido, la motivación,  la implicación de la dirección empresa en la gestión de la comunicación interna y el presupuesto asignado para desarrollar planes de comunicación.

Este terreno de combate debe ser estudiado y analizado por el responsable de comunicación interna, con el objetivo de tener un diagnóstico de la salud laboral y  del estado de la comunicación interna. Antes de actuar hay que conocer.

Momento

 El momento sería aprovechar la oportunidad para comunicar aquello que el personal necesita saber, o que es prioridad divulgar. También, podría ser el compromiso de optimizar la comunicación interna con un plan estratégico de comunicación interna. Para remar todos en una misma dirección hay que comunicar siempre e intentar hacerlo mejor.

Acertar en el momento implica: formular objetivos y metas que estén en coherencia con lo que quiere conseguir la empresa, estudiar las audiencias y  los mensajes clave,  elegir los canales más adecuados, formar a líderes  y personal para comunicar mejor, crear una red de colaboradores internos, movilizar a todo el personal con campañas, establecer un plan de trabajo especificando los responsables, elaborar programas, calendarios y plazos.

Para acertar en el momento y dar en el blanco hay que planificar, pero también, estar dispuestos a ser flexibles para improvisar.

Fuerza

La fuerza sería la motivación y el compromiso de toda la organización, el deseo constante de evaluación, corrección y mejora. La fuerza del negocio reside en el talento motivado y liderado para conseguir el triunfo, es decir, la meta empresarial.

Actuar con fuerza y contundencia requiere de  un plan de comunicación interna que trabaje: la misión, visión y proyecto empresarial compartido, la implicación de líderes, la escucha, el feedback constructivo, el compromiso de todos y la actitud colaborativa por parte de todo el personal.

Para actuar con fuerza y mantener el ritmo de trabajo e innovar hay que: medir, evaluar y rectificar de manera constante. Se trata de evaluar todos los aspectos que afecten a la marcha y calidad  del negocio, como por ejemplo: la implicación de la Alta dirección, el liderazgo y sobre todo, la calidad del diálogo interno, es decir, la gestión del plan estratégico de comunicación interna.

 Conclusiones

  1. Antes de empezar a trabajar en comunicación interna hay que conocer con objetividad qué está pasando,  las percepciones, los paradigmas de las diferentes áreas del negocio, para después determinar qué aspectos deben mejorarse y/o cambiarse para alcanzar las metas.
  2. Después del diagnóstico, hay que determinar qué aspectos deben mejorarse y/o cambiarse y poner soluciones mejorando el diálogo interno, ya que para gestionar el talento y compartir el proyecto empresarial, se necesita comunicar.
  3. La productividad, la colaboración y competitividad de la empresa son realidades interdependientes,  dependen de la calidad del diálogo interno, del liderazgo, del sentido de pertenencia y de la motivación del personal. Por tanto, apostar por la gestión de la comunicación interna es la mejor estrategia.

 

Sobre la importancia del mensaje: preparado para combatir, con un don

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s