Auditoría de comunicación interna

Este post destaca que el trabajo de una auditoría es un balance obligado que incluye 4 fases: fase de documentación, fase operativa, fase de procesamiento y fase de resultados.

Proyecto empresarial interno

La auditoría de comunicación interna: un balance necesario

Así como todas las empresas generan al final de su ejercicio unos resultados de pérdidas y ganancias que debemos tener en cuenta para seguir mejorando la gestión económica, en comunicación interna también es necesario realizar un balance que nos permita valorar cómo hemos desarrollado y cumplido la responsabilidad de comunicar.

La auditoría es el balance obligado para todo profesional de comunicación interna, que servirá  para detectar errores, comprobar  avances, aciertos y mejoras en las acciones y en los proyectos de comunicación interna trabajados.

Veremos en este balance los aspectos favorables y desfavorables de nuestra intervención como  profesionales. Si los aspectos positivos superan a los negativos vamos por buen camino, pero si los efectos negativos superan a los positivos, estamos ante unos costes  humanos que necesitamos frenar.

Una empresa tiene que medir cómo está coordinando y cómo se están cumpliendo en las áreas los objetivos planteados. Probablemente, la falta de coordinación, los accidentes laborales, las bajas por estrés y los problemas psicológicos del personal, tengan su origen en falta de información, bloqueos de comunicación o estilos de dirección equivocados.

La auditoría: 4 fases imprescindibles

La auditoría de comunicación interna es un balance de cómo estamos comunicando y cómo debemos comunicar. Como todo proceso de exploración y detección de aciertos y fallos supone de unas fases.

  1. Fase de documentación: incluye la toma de contacto con los líderes de la organización y la auditoría documental. En esta etapa se realizan una serie de entrevistas y el acopio documental informativo.
  2. Fase operativa: en esta etapa  se aplican las técnicas específicas de la auditoría; incluye la auditoría cualitativa y cuantitativa (entrevistas en profundidad, grupos de discusión y encuestas a personal directivo, jefes de área, mando medio y personal en general). Conviene incorporar en esta fase una campaña de comunicación, con el fin de sensibilizar al personal sobre la necesidad de su colaboración.
  3. Fase de procesamiento: el apartado sobre el análisis e interpretación de resultados, a partir de un tratamiento estadístico.
  4. Fase del informe:  incluye la redacción de las conclusiones, recomendaciones y la presentación del informe final.

Conclusiones

  • La auditoría de comunicación interna es un proceso que implica el seguimiento de unas fases, que finaliza con un balance del estado de la comunicación interna y unas recomendaciones.
  •  Este balance nos permitirá afrontar un nuevo plan de comunicación interna basado en el conocimiento de una problemática real  de comunicación contrastada, la cual está bloqueando la competitividad de la organización.
  •  Si consideramos que la comunicación interna es una inversión que contribuye al logro de los objetivos empresariales, mejora el orgullo de pertenencia y promueve una cultura colaborativa, la auditoría es la tarea obligada.

Tú, ¿qué opinas?

 

Anuncios

2 thoughts on “Auditoría de comunicación interna

  1. Muy de acuerdo en que la auditoría es imprescindible para elaborar un nuevo plan de comunicación interna en una empresa que ya estaba implementando uno, pero ¿y si se trata de implantar la comunicación interna desde cero? Existen aún organizaciones que, en la práctica, no tienen ni planes, ni recursos dedicados ni, lo que es tanto o más importante, cultura de comunicación interna. Por mi experiencia, puede ser muy duro si te encuentras en una empresa en esta situación. Y si tiene una estructura muy jerarquizada, todavía más. Pronto percibes miedo en la Dirección a tener delante un mapa de sus carencias y a tener que liderar el cambio para que la información fluya a todos los niveles. Este panorama puede dar al traste con el plan. Como en otras ocasiones, no se trata solo de hacer un buen trabajo técnico, sino de convencer a la organización para que afronte el cambio.

    1. Ya lo creo Juan Pablo. Comparto tu opinión respecto a que para empezar a trabajar en comunicación interna, la auditoría es impresncindible ya que nos permite conocer carencias y necesidades no cubiertas en comunicación. También es verdad, que muchas empresas no tienen presupuesto y no tienen políticas de comunicación interna. En este caso, corresponde a la Alta Dirección valorar la necesidad de liderar los cambios apoyándose en un efectivo sistema de comunicación interna. Muchas gracias Juan Pablo por dejar tu opinión. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s