RESPONSABILIDAD SOCIAL DE PYMES

Este post trata sobre los 5 mitos erróneos respecto a la RSE. Explica que cualquier PYME puede diseñar políticas e implementar planes de RSE y comunicarlos, para mejorar su marca y reputación.

5 MITOS QUE IMPIDEN UNA PYME SOSTENIBLE

responsabilidad social en las pymes

 

¿Las PYMES deben implantar proyectos de RSE?

Tanto si somos PYMES o emprendedores convendría poner atención en el significado y beneficios de la Responsabilidad social empresarial y asumir que su gestión es también, competencia de las pequeñas y medianas empresas.

5 mitos respecto a la RSE que afectan a las PYMES

  1. Los planes de RSE solo están al alcance de las grandes empresas
  2. La RSE se entiende como acciones de marketing con causa
  3. La RSE es un gasto prohibido.
  4. La RSE no es efectiva en la PYME
  5. La RSE es hipocresía.

MITOS Y REALIDAD SOBRE LA RSE EN PYMES

MITO 1: Los planes de RSE solo están al alcance de las grandes empresas

Es uno de los mitos más recurrentes que al parecer comparten muchos CEOS de PYMES. Consideran que necesitan grandes inversiones para elaborar planes y aplicar una estrategia RSE en sus negocios.

Es cierto que las grandes empresas suelen tener áreas especializadas y equipos expertos en quienes delegan la gestión de la RSE.

Precisamente, asumen la inversión de proyectos de RSE externos e internos porque aumenta su rentabilidad empresarial, les da visibilidad y  permite: promover el orgullo de pertenencia y la satisfacción de sus empleados, atraer fondos de inversión, mejorar la imagen de sus marcas, captar talento en sus procesos de selección y sobre todo ser sostenibles.

MITO 2 «La RSE se entiende como acciones de marketing con causa»

Se da en muchas empresas que sin políticas, ni planes de RS, se limitan a realizar acciones esporádicas de RSE.  Sus acciones de marketing suelen ser: ceder un porcentaje de la venta de un producto a una ONG y lo utilizan en la campaña de marKeting. En otros casos, vinculan la compra de un artículo o servicio, a un proyecto de vacunación o a la plantación de árboles, etc. En estos casos, están utilizando técnicas de marketing, pero esto no significa que sean socialmente responsables.

Todo estas iniciativas pueden ser interesantes y positivas para la RSE siempre y cuando, estas donaciones estén enmarcadas en el apartado filantropía del plan de RSE.

El plan de RSE es algo más que una buena acción, requiere:

Técnicas e instrumentos: diagnósticos, auditorías, códigos de buena conducta, planes, proyectos de comunicación, memoria de sostenibilidad… Sin estos instrumentos se queda en buenas intenciones y es poco eficaz.

MITO 3 La RSE es un gasto prohibido, tenemos otras prioridades

RSE no es un gasto, sino un modelo de gestión que abarca todas las áreas de la empresa desde un enfoque estratégico.

Es cierto que las PYMES cuentan con pocos recursos financieros y a la vez se enfrentan a muchos temas urgentes. Sin embargo, la RSE es una inversión y  un tema urgente y necesario ya que la sostenibilidad del planeta nos concierne a todos.

Una pyme sostenible es aquella sensible con la problemática de su entorno próximo y si contribuye a la solución de esos males sociales está salvaguardando sus intereses.

Por tanto, no hablamos de gasto, sino de una inversión social necesaria para:

  • Contar con la aprobación y confianza de su comunidad próxima.
  • Gestionar  la imagen  y reputación de marca a nivel global y local.
  • Optimizar la relación con proveedores y con todos sus grupos de interés.
  • Mejorar el orgullo de pertenencia, entre otros beneficios.

Mito 4 La RSE no es efectiva en la PYME

Esto es incierto, lo que sucede es que las pequeñas empresas aplican la RSE de manera diferente.

Las PYMES abordan acciones de RSE de manera natural, no cuentan con un área de comunicación que divulgue esas acciones internamente Y/o a los grupos de interés externos.

Generalmente, quien organiza y decide en RSE es el propietario, quien no suele medir los resultados positivos que aportó su decisión a su comunidad, ni comunicarla a sus grupos de interés. Por ello, no repercute directamente en el modelo de negocio.

Mito 5 La RSE es hipocresía: un lavado de imagen

Por supuesto, la RSE tiene bandos que la promueven y también, detractores (Milton Friedman, entre otros).

Lo cierto es que las prácticas de RSE son avaladas y promovidas por gobiernos de todo el mundo y también por organismos internacionales.

Por su parte, el gobierno español a partir de las indicaciones dadas por la Comisión Europea ha aprobado desde el 2014, la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas y la promueve. El marco actual de referencia para el desarrollo de políticas de RSC en España es el Consejo Estatal de la Responsabilidad Social de las Empresas (CERSE) y el libro Blanco de la RSE.

Respecto al concepto de RSE, hay que entenderlo como:

un compromiso voluntario por parte de la empresa, que denota sensibilidad sobre los problemas comunitarios. Cuando esta preocupación se traduce en acciones éticas, mediambientales y sociales, la empresa consigue ser competitiva en su sector y da razones a la sociedad para que su marca sea elegida. Quizás ante esta realidad, la Comisión Europea (CE) define la RSE como la responsabilidad de las empresas por sus impactos en la sociedad (CE 2011)

3 CONCLUSIONES

  1. La RSE es posible para la PYMES, quienes pueden beneficiarse con sus planes.
  2. Su inversión supone entender la RSE como un modelo de gestión y un compromiso voluntario.
  3. Las PYMES interesadas en asumir la RSE desde una perspectiva profesional, necesitan delegarla a un profesional y comunicar su plan de acción a sus respectivos grupos de interés.

NUESTRA PROPUESTA

Las PYMES pueden comenzar con pequeños proyectos comunitarios en materia de RSE, de esta manera, ganarán confianza dentro y fuera de sus negocios. Los proyectos y compromisos en una etapa inicial pueden ser pequeños y graduales para ir asimilando la incorporación de la RSE en la gestión de su negocio.

Quizás el comienzo podría estar en un proyecto en marcha, por ejemplo: las donaciones mensuales a una ONG, el plan de bienvenida, el protocolo de despedida, la mejora de la participación interna con un programa de sugerencias, la atención a los clientes, la mejora del sistema de calidad…estos proyectos internos se podrían integrar en el plan de RSE.

La buena noticia es que muchas PYMES ya están asumiendo su RSE, la prueba es esta investigación.

 

Fuentes consultadas

RSE en PYMES

RSE del discurso a la implementación

Te puede interesar

Observatorio de RSE de PYMES en MURCIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s