¿Qué es OKR?

OKR es un sistema de gestión  creado por el ex-CEO de Intel, Andrew Grove, y tiene como objetivo simplificar la forma de encarar los llamados “objectives and key results”, es decir, los objetivos principales de una empresa.

Puedes estar seguro de que el método funciona, ya que lo utiliza Google desde sus inicios en 1999. La gigante tecnológica tenía entonces 40 personas, hoy cuenta con más de 70 mil empleados en el mundo.

¿Qué significa OKR?

El acrónimo OKR es una sigla inglesa que se traduce como:

  • Objectives (objetivos)
  • Key (claves)
  • Results (resultados)

Los objetivos OKR como indica su nombre se basa en dos conceptos: objetivos y resultados clave:

Los objetivos son descripciones cualitativas de lo que se quiere lograr. Deben ser breves, inspiradores y atractivos y tener el poder de motivar y desafiar al equipo.

Los resultados clave son un conjunto de métricas que miden su progreso hacia el objetivo.

Para cada OKR, debe haber un conjunto de 2 a 4 resultados clave.

Los OKR no son una simple metodología. Se trata de un sistema de establecimiento de objetivos, es decir implementarlo supone apostar por un conjunto de elementos, procedimientos y protocolos indispensables para su efectividad.

Los OKR existen para crear alineación y establecer el ritmo de la empresa. La meta es asegurarse de que todos vayan en la misma dirección, con prioridades claras, a un ritmo constante.

De otro lado, el sistema OKR se vale de marcos de trabajo ágil como Scrum o kanban y de metodologías innovación como Design Thinking.

El principal objetivo de  los OKR  en las organizaciones es impulsar la alineación de la empresa con la estrategia de la organización.

Objectives

Los objetivos presentan una dirección clara de lo que la empresa pretende conquistar.

  • Cada objetivo puede ser formulado no sólo para aclarar lo que se debe buscar y mantener a todos comprometidos.

Algunos ejemplos simples de objetivos que dejarían a todos en el equipo informados y comprometidos son:

  • Convertirnos en autoridad en el mercado
  • Ofrecer un soporte espectacular al cliente
  • Escalar considerablemente en las ventas.

Todos esos objetivos son claros y específicos y no dejan dudas de cuál debe ser el enfoque.

Pero aún dependen de algo para cumplirse: los key results…

Key results

Sin esa parte de la planificación, sería muy difícil alcanzar los objetivos propuestos inicialmente.

Sería bastante costoso medir de forma objetiva y precisa qué tan espectacular es el servicio de soporte, por ejemplo.

Los key results sirven de parámetro para determinar qué tan cerca está la empresa de alcanzar un objetivo.

¿Para qué sirven?

Sus beneficios son incuestionables y básicamente son altamente ventajosos por 3 motivos:

Te ayudan a seguir la estrategia de tu empresa

  • Permiten planificar lo que tenemos que producir trimestralmente, dentro de un plan anual y según el plan estratégico

-Puedes medir el progreso  de tu equipo a lo largo de este tiempo

  • Esta medición te ayuda a crear un equipo colaborativo y con sentido de pertenencia.

–Te permite coordinar las prioridades entre las distintas personas o áreas de tu empresa

  • Gracias a esta coordinación avanzas en lo importante y evitas distracciones de otros objetivos porque cada persona sabe lo que es prioritario